Podría decirse que el Renault 5 Copa Turbo era un coche peligroso. A principios de los ochenta era un coche muy rápido, estaba entre los 110 o 160 CV y tenía un peso cercano a los 900 kg. Por todo ello, era esencial que el conductor tuviera experiencia frente al volante, especialmente con turbocompresores.

Uno de los mitos más populares y arraigados en la cultura automovilística era que el Renault 5 Copa Turbo saltaba al reducir en curva y superar las 3.500 rpm. Muchos conductores “relataban” como el auto salía propulsado hacia delante, hacía un recto y provocaba un accidente.

Veamos si el mito que ha permanecido durante tantos años sobre que el Renault 5 Copa Turbo saltaba al reducir en curva es cierto.

¿Cuáles son los mitos del Renault 5 Copa Turbo?

A continuación, destacamos los mitos sobre el Renault 5 Copa turbo:

El Copa Turbo no saltaba al reducir la curva

El funcionamiento de un turbocompresor es sencillo. La turbina llamada turbo recibe los gases de escape del motor y, cuando genera suficiente, el turbo gira, comprime el aire de la admisión y lo fuerza al interior del motor. Por lo que, si no estamos pisando el acelerador, el turbo no generará potencia.

Mientras no pisemos el acelerador, no se producirán saltos inesperados. Sus motores de carburación tienen un poco abierta la mariposa de admisión y siempre está entrando gasolina al interior del motor. Pero no provoca el mito que se ha hablado por décadas.

El motor del Renault 5 Copa Turbo era muy brusco

El Renault 5 Copa Turbo fue un coche muy novedoso cuando se lanzó en 1982. Tenía incorporado un turbocompresor Garrett T3, que alcanzaba una potencia de 110 CV a 6.000 rpm. El largo era enorme y provocaba muchos sustos.

El Renault 5 Copa Turbo fue toda una sorpresa

El Renault 5 Copa Turbo fue toda una sorpresa en el mercado automovilístico. A muchos conductores les llamaba la atención la súbita entrada de acción del turbo. Poseía una dinámica compleja y exigente, y llevaba al límite a los pilotos más experimentados.

En conclusión, el Renault 5 Copa Turbo no provoca accidentes, solo una conducción imprudente lo podía hacer. Era uno de los coches más exigentes, incluso más que el utilitario deportivo actual.

Automecánica Castillo: especialistas en la reparación y restauración del Renault 5 Copa Turbo

En Automecánica Castillo somos especialistas en reparación y restauración de Renault 5 Copa Turbo y disponemos de una amplia gama de servicios: desde mantenimiento de vehículos hasta mecánica general, de competición, pre ITV, neumáticos y electricidad y electrónica.

Contamos con un equipo de profesionales con una larga experiencia en la reparación y restauración de todo tipo de automóviles.

No dudes en contactarnos y solicitar nuestros servicios en Castellón.