turbo iconico

El Renault 5 GT Turbo ha sido, y aún sigue siendo, uno de los iconos deportivos con mayor expectación desde los años 70 y 80. De hecho, su término turbo proviene del impulsor y del uso de motores sobrealimentados de cuatro cilindros con capacidad de 1397 cc y compresión de 7,90:1, muy parecidos a los célebres coches de la Fórmula 1.

Los cilindros del motor adquieren una disposición en línea con dos válvulas en cada uno, un diámetro y una longitud del pistón respectivamente de 76.00 mm y de 77.00 mm, y un carburador como sistema de combustión. Se ha convertido, con estas características, en toda una leyenda en el mundo del automóvil.

Sin duda, fue uno de los coches de competición más demandados y rápidos de la era turbo, puesto que cuenta con una imagen diferenciada y con una puesta a punto específica que cambió toda una era del mercado automovilístico.

¿Cómo es el interior del Renault 5 GT Turbo?

Su interior destaca por sus increíbles acabados con materiales de primera calidad, una mezcla de colores que resaltan su diseño futurista y un salpicadero que contempla una tapicería de cuero sintético con tela rayada, en conjunto con sus diez relojes circulares situados de una manera equilibrada.

diseño interior

 

Por otro lado, la caja de cambios cuenta con cinco cambios manuales y va a depender, tanto de ellos, como, también, de los km/h en los que se encuentre, pudiendo recuperarse, aumentar y/o disminuir su velocímetro según con el tiempo. Así se clasifica su velocidad en función de los kilómetros y el cambio.

tabla

¿Cómo es el exterior del Renault 5 GT Turbo?

Tras su lanzamiento, el exterior del Renault 5 GT Turbo destacó para los consumidores por una serie de detalles que han marcado la imagen actual de este icono deportivo.

Para su carrocería, se optó por una composición monocasco y tonalidades que variaron entre rojo, azul celeste y negro. Además, cuenta con unas bandas de defensa laterales llevadas a cabo con el mismo material que los paragolpes.

Debido a su peso tan ligero, de menos de 900 kilos, logró establecer una velocidad de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos, y conseguir los 215 km/h de velocidad máxima en tan solo 80.7 segundos, contemplando un equipo de frenos con discos en las cuatro ruedas que ayuda a reducir de: 60 – 0 km/h en 15,8 segundos y 100 – 0 km/h en 44,9 segundos.

cinco cambios manuales

 

¡Restaura tu Renault 5 GT Turbo en Automecánica Castillo!

Si quieres alargar la vida de tus automóviles favoritos y, a su vez, evitar que esas averías inoportunas terminen en daños irreparables, Automecánica Castillo es el lugar perfecto para ti.

Contamos con un equipo de profesionales especializados en restaurar Renault 5 GT Turbo, y ofrecemos otros servicios como: cambios de aceites y neumáticos, mecánica general y de competición, Pre ITV, reparación de unidades electrónicas o reprogramación de centralitas.

¿Quieres restaurar y mejorar tu Renault 5 GT Turbo? ¡Ponte en las mejores manos!