El diseño estético y mecánico del Renault 5 evolucionó constantemente en busca de la perfección. Cada nueva versión del clásico deportivo aportó novedades que lo hicieron más atractivo en su época y aún hoy día siguen despertando gran entusiasmo entre sus seguidores.

En este post te exponemos algunas de las innovaciones que trajo el modelo Renault 5 Copa Turbo, comercializado entre 1982 y 1984, para dejar atrás a su antecesor el Renault 5 Copa.

¿Cuáles son las mejoras mecánicas del Renault 5 Copa Turbo?

El Renault 5 Copa Turbo salió al mercado con un peso 870 kg (20 kg más que la versión anterior) y nuevas características, entre las que destacaron:

Mayor potencia

Una de las innovaciones más destacadas de esta versión fue la incorporación de un turbocompresor Garret T3 en el motor, cuya cilindrada era similar al modelo original. Este nuevo elemento fue situado entre el carburador y el colector de admisión y significó un aumento de potencia de los 93 CV a los 110 CV.

Velocidad, agilidad y ligereza

La ligereza y potencia convirtieron al Copa Turbo en un vehículo veloz y ágil para la época. Se destacó por su capacidad para alcanzar los 186 km/h y por su capacidad de aceleración, que llegaba  desde cero a cien en menos de diez segundos.

Sistema de frenos del Renault 5 Copa Turbo

Igualmente, incorporó mejoras en el sistema de frenos. En el sucesor del R5 Copa  atmosférico los tambores del tren trasero fueron descartados, y en su lugar se instalaron discos de freno de 228 mm de diámetro, similares a los del tren delantero.

¿Cómo cambió la estética del Renault 5 Copa Turbo?

El R5 siempre se orientó hacia un diseño estético y mecánico competitivo, y la versión Copa Turbo no fue la excepción: un coche compacto, deportivo, potente y accesible, que se asemejaba a los vehículos de fórmula 1 y de rallies.

Con respecto a su predecesor, el Renault 5 Copa Turbo se diferenció estéticamente porque prescindió definitivamente del capó negro, elemento que pasó a ser del mismo color que toda la carrocería.

Por otro lado, los anagramas “Turbo” o “Alphine” en la frontal y la zaga del vehículo se sumaron al diseño de forma notable. Esto, sumado a sus llantas de aleación, los neumáticos de apenas 155 mm de sección, el manómetro de presión del turbo y los asientos de considerable sujeción lateral, le dieron una estética muy bien diferenciada con respecto a sus hermanos de la amplia gama R5. 

Automecánica Castillo: restauramos tu Renault 5 Copa Turbo

¿Qué otras características destacarías del R5 Copa Turbo? Déjanos tus comentarios y si tienes alguna pregunta sobre este tipo de coches, no dudes en contactarnos.

Recuerda que en Automecánica Castillo te ofrecemos el servicio más profesional para el mantenimiento de vehículos en Castellón.