Pocos son los coches que como el Renault Súper 5 han dejado un recuerdo imborrable en la memoria colectiva, después de casi 40 años. Pero ¿cómo puede olvidarse un coche asequible, compacto y tan ágil? 

Cualquiera que todavía conserve un Renault Súper 5 habrá tenido, en algún momento, el sueño de restaurar toda la belleza y las prestaciones de este coche clásico. 

Reacondicionar un Renault Súper 5 es una tarea que se complica por el hecho de que ya no se venden repuestos originales y en muchas ocasiones tendrás que fabricar las piezas que necesites cambiar.  

Sin embargo, fabricar piezas automotrices o hacer la mejor adaptación posible es una tarea más adecuada para un taller especializado, que garantice un trabajo técnico de primera calidad. 

Afortunadamente, si se puede conseguir un taller con experiencia en restauración de coches clásicos, que cuenten con el personal y las máquinas-herramientas adecuadas para estos fines. 

Aquí repasaremos como es el proceso de restauración completa de tu Renault Súper 5, lo cual es imprescindible para recuperar todo su esplendor y prestaciones. 

Restauración de carrocería 

Después de casi 40 años, deberás reacondicionar por completo la carrocería de tu súper 5, para recuperar toda su belleza.  

En este sentido, tocará sacar todos los golpes de la chapa y luego lijar la misma. Posteriormente, tendrás que enmasillar para alisar toda la superficie de la chapa, quedando lista para aplicar la pintura. 

Finalmente, aplicarás la capa de pintura y luego la capa de transparente. Es recomendable aplicar pintura al horno para conseguir un acabado óptimo. 

Restaurar el motor 

Restaurar el motor es necesario después de tanto tiempo. Para este fin deberás desmontar el mismo y desarmarlo. 

La cámara de válvulas y árbol de levas deberán limpiarse y rectificarse correctamente. Por otra parte, el bloque del motor debe ser rectificado, así como el cigüeñal. Además, deberás cambiar pistones y bielas.  

Con todo este mantenimiento del motor, conseguirás asegurar un funcionamiento silencioso y eficaz, como recién salido de fábrica. 

 

 

Mantenimiento del tren delantero 

Deberás inspeccionar y cambiar las partes más sensibles del tren delantero. En este sentido, tocará cambiar las juntas homocinéticas, rodamientos, soportes, amortiguadores, etc.  

Además, será muy importante hacer mantenimiento a la dirección del coche, cambiando todo lo que se encuentre dañado. 

Estos trabajos deberán realizarse en un taller con personal calificado, cuando no tengas la experiencia ni las herramientas necesarias para estos trabajos. 

Restaurar caja de velocidad 

Es importante el mantenimiento, revisión o cambio del embrague de la transmisión manual de tu Súper 5. Pero además, será necesario cambiar las juntas dañadas y el aceite de transmisión. 

Reacondicionar tapicería

Por último, es el momento de sacar todos los asientos delanteros y traseros del Súper 5, para rehacer todo el tapizado de los mismos. Este es el momento de personalizarlos, seleccionando buenos estampados y colores. 

 

Por otra parte, tocará desarmar ese deteriorado tablero, para repararlo y dejarlo como de fábrica. 

Con todos estos trabajos, finalmente, tu Renault Súper 5 GT Turbo saldrá a las calles impecable y recibirá la admiración de todo el que lo vea pasar. 

 En Automecanica Castillo pondremos tu Renault 5 como salido de fábrica